Romanos 1:1 Evangelio

"Pablo, siervo de Jesucristo, llamado a ser apóstol, apartado para el evangelio de Dios"
παυλος δουλος ιησου χριστου κλητος αποστολος αφωρισμενος εις ευαγγελιον θεου

ευαγγελιον [euaggelion]- palabra compuesta: "bueno" y "mensaje" o "noticias": "buena noticia".

Tyndale (1525) entendía que las palabras εις ευαγγελιον [eis euaggelion] significaban "para predicar el Evangelio". Su interpretación ha sido imitada por una cantidad de traductores modernos. Otros prefieren dejar la frase en forma ambigua.

Personalmente entiendo que esta expresión εις ευαγγελιον [eis euaggelion] significa: "por el evangelio".

La palabra ευαγγελιον [euaggelion] fue originalmente un término para dar las noticias de una victoria, especialmente en conexión con una batalla. Un mensajero que traía buenas nuevas de una batalla levantaba su brazo derecho, pronunciaba la palabra como un saludo, y todos sabían que el resultado había sido bueno antes de conocer cualquiera de los detalles.

La palabra se usó también en conexión con los grandes eventos y ritos religiosos en el culto imperial romano. Siendo que el emperador era considerado como un ser divino, los grandes eventos y rituales de su reinado influirían en la disposición de las fuerzas, tanto naturales como espirituales.

El término ευαγγελιον [euaggelion] se usó para anunciar la ascensión al trono de un nuevo emperador, por eso se consideraba como la introducción de una era de paz y prosperidad para el mundo. Puesto que la gente creía que el emperador tenía poder para controlar las fuerzas malignas del universo, una ceremonia de inauguración del reinado se señalaba como una victoria.

Los cristianos (algunos piensan que esta fue una obra particular de Pablo) tomaron este término para indicar la victoria y la promesa de las buenas cosas por venir, y lo llenaron con un significado aún mayor.

La explicación más clara de esto en un sólo pasaje se encuentra justamente aquí en Romanos 1: 1-5.

"Pablo, siervo de Jesucristo, llamado a ser apóstol, apartado para [por] el evangelio de Dios, que él había prometido antes por sus profetas en las santas Escrituras, acerca de su Hijo, nuestro Señor Jesucristo, que era del linaje de David según la carne, que fue declarado Hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad, por la resurrección de entre los muertos, y por quien recibimos la gracia y el apostolado, para [por] la obediencia a [de] la fe en todas las naciones por amor de su nombre".

Aquí Pablo, después de declarar que ha sido "apartado" por el evangelio (es decir por la proclamación divina de la buenas nuevas de la victoria de Jesucristo en el camino a Damasco) pasa a describir el significado del evangelio: Fue prometido con anterioridad por los profetas, cumplido en la persona del Hijo de Dios, quien en el lado humano descendía de David, y fue declarado Hijo de Dios por el poder de la resurrección de los muertos. Él ahora es Jesús, nuestro Señor (ascendido al cielo y entronizado), y a través de él hemos recibido gracia y misericordia.