Romanos 1:1 Apóstol

"Pablo, siervo de Jesucristo, llamado a ser apóstol, apartado para el evangelio de Dios"
παυλος δουλος ιησου χριστου κλητος αποστολος αφωρισμενος εις ευαγγελιον θεου

αποστολος apostolos [de απο apo, "lejos", "apartado de", y στελλω stellô, "enviar", "despachar"; así, literalmente, "uno enviado", y por extensión, "un mensajero", "un embajador"].

En griego clásico apóstolos se aplica frecuentemente a un barco o convoy despachados en una expedición mercantil o naval; al capitán de un barco mercante o al comandante de un escuadrón naval; a un representante, sea embajador o enviado.

En griego koiné, el idioma en que se escribió el NT, αποστολος apostolos se usa también con estas 2 aplicaciones generales: a cosas y a personas.

Aparece con la connotación de un barco enviado, una carga que se despacha; de los documentos que representan el barco y su carga (el documento de remito, o tal vez, la licencia de exportación).

Con referencia a personas, el término se aplica al embajador, enviado, delegado. Josefo usa esta palabra cuando habla de los embajadores que los judíos enviaron como sus representantes a Roma.

En el NT, apóstolos con lleva la idea de misión y de representación. El término aparece en el registro de la ordenación y el envío de los discípulos en misión evangelizadora (Mateo 10: 2-6).

Es probable que en esa ocasión Jesús usara la palabra aramea shelaj, equivalente del participio hebreo shâlûaj, "enviado". Este témino semítico, del cual αποστολος apostolos es el equivalente griego, parece haber tenido un uso técnico entre los judíos.

En la literatura rabínica se lo aplica con referencia a mensajeros y representantes dotados de autoridad, como los responsables de reunir ofrendas entre los judíos de la diáspora.

Evidentemente, en todo el NT αποστολος apostolos tiene una significación técnica similar.

El término se usa en los Evangelios, con una excepción (Lucas 11: 49), y sólo en relación con los Doce a quienes Jesús llamó y envió: Andrés y su hermano Simón, más tarde conocido como Simón Pedro; Jacobo (Santiago) y su hermano Juan, hijos de Zebedeo; Felipe; Natanael, también llamado Bartolomé; Mateo, también llamado Leví; Tomás; Jacobo (Santiago), el hijo de Alfeo; Simón el Zelote o cananista; Judas, el hermano de Jacobo; y Judas Iscariote.

El término αποστολος apostolos , sin embargo, no se limita a los Doce.

Pablo, al defenderse contra los que criticaban su ministerio se llamó a sí mismo apóstol, usó la palabra en su sentido técnico, y dio prueba de su apostolado por el hecho de que había sido enviado por el Señor (1 Corintios 9:1, 2; cf. Hechos 1:21, 22, 25) y de él había recibido directamente ese encargo (Gálatas 2:8, 9).

"Apóstol" también se aplica a Bemabé (Hechos 14:14); a Apolos, a quien Pablo incluye entre los apóstoles que fueron "espectáculo al mundo, a los ángeles y a los hombres" (1 Corintios 4:6, 9); y a Silvano y Timoteo, a quienes se describe como "apóstoles de Cristo" (1 Tesalonicenses 1:1; 2:6).